La Escuela

La Escuela Municipal de Ballet de El Sauzal nace hace más de dos décadas, como una firme apuesta del Ayuntamiento de El Sauzal por la cultura y las artes escénicas. Todo ello de la mano de Monona Ferreyra, quién hizo crecer el amor por la danza entre los vecinos del municipio.

En 2014 tomamos las riendas del proyecto, con la intención de hacer aún mayor el arraigo de la danza en el municipio, sirviéndonos para ello de nuestros más 20 años de experiencia docente.

1-. Principios docentes.

La docencia, también en la danza, es un acto de vocación; guiando, contagiando y transmitiendo conocimientos de manera amable y efectiva utilizando la dualidad lúdico-educativa intrínseca al ballet.

Se ha demostrado que con el alumnado de menor edad, el equilibrio entre el aprendizaje técnico y el juego afianza los conocimientos más rápidamente, las niñas y niños interactúan con sus iguales, aprenden a identificarse y reconocerse a sí mismos, todo ello parte fundamental durante su desarrollo emocional.

En las clases de las alumnas/os con más nivel desarrollamos aspectos técnicos y corporales, aprendiendo nuevos movimientos que permitan el conocimiento y control de su propio cuerpo.

Es primordial que reciban un feedback adecuado, que les ayude a superarse y mejorar para que disfruten aprendiendo. La clave para conseguirlo es enseñarles a gestionar sus emociones y tolerar la frustración, lo que acabará generando mayor seguridad e independencia.

2-. La técnica clásica como cimiento.

Al enseñar danza clásica, enseñamos a controlar mente y cuerpo a la vez. Enseñamos disciplina, concentración, capacidad de esfuerzo, armonía de movimientos, en resumen, una sólida formación técnica que se caracteriza por una depurada calidad de movimientos y una excelente expresión corporal, todas ellas virtudes imprescindibles en un buen bailarín o bailarina.

Una técnica corporal desarrollada a lo largo de siglos con una estructura reglada y un lenguaje codificado convierte al ballet en un cimiento sólido donde poder construir cualquier arte relacionada con el movimiento.

Por eso defendemos la formación en danza clásica como la base para el resto de estilos y técnicas del movimiento.

3-. Disfrutar de la danza.

El ballet es esfuerzo y disciplina sí, pero no es lo único, venir a clase a pasarlo bien, liberarse del estrés o simplemente desconectar de la rutina es igual de importante.

Por eso nuestra escuela no va dirigida unicamente a quienes se quieran dedicar a la danza de manera profesional sino a quienes, sin importar su edad o condición física, quieren aprender danza clásica de manera correcta y entretenida.

4-. El ballet en el escenario.

El ballet clásico fue concebido desde su nacimiento como arte y espectáculo, sus casi cinco siglos de perfeccionamiento no han cambiado su naturaleza, por eso en nuestra escuela prestamos mucha atención al aspecto del ballet más enfocado a la escena.

Nos apasiona que nuestras bailarinas y bailarines experimenten la satisfacción de pisar el escenario, tanto en espectáculos elaborados con cuidados detalles, como en piezas pequeñas en muestras y festivales.

Equipo docente

Sergio Pérez


Natural de Tenerife, en 1996 descubre la danza clásica de la mano de Miguel Navarro y Rosalina Ripoll, completando su formación con maestros de talla internacional como Menia Martínez o Juan Sánchez.
 
Durante sus años de formación obtiene la Titulación Oficial en Danza Clásica otorgada por el CIDT y el Gobierno de Canarias lo que posibilita, junto a un especial interés por la docencia, que en el año 2001 entre a formar parte del equipo docente de dicho centro.
 
Su experiencia sobre los escenarios se desarrolla paralelamente a su carrera docente. Debuta de manera amateur en el año 1997 y tras una infancia y adolescencia ligada a los escenarios de toda la isla, en 2006 se convierte en bailarín principal de Ballets de Tenerife, formación con larga tradición artística. Con ella recorre el archipiélago, el territorio nacional e internacional, bailando papeles principales del repertorio de la compañía y roles específicamente creados para él por el coreógrafo Miguel Navarro.
 
En los últimos años antes de retirarse de los escenarios, asume más responsabilidades y funciones tanto en la escuela como en la compañía, obteniendo todas las herramientas que le permiten lanzarse a su proyecto personal.
 
En 2014, toma las riendas de la E.M. de Ballet de El Sauzal poniendo en práctica todo lo aprendido en estos 20 años de experiencia docente y artística.

*Fotografías cedidas por CIDT-BTCMN

Dácil Albertos


Nacida en Tenerife, comienza su relación con el ballet durante su etapa como gimnasta en la Escuela de Gimnasia de Tenerife, donde consigue alzarse con el título de Campeona de España de Conjuntos en varias ocasiones, siendo aún una niña.
 
Su posterior formación como Preparadora Física, solo fue el comienzo de un nuevo capítulo, en el que su gran amor por la danza clásica le hizo centrar su carrera en este arte.
 
Comienza su formación clásica con Rosalina Ripoll y Miguel Navarro en el año 2001, tras años de evolución, se convierte en bailarina principal de Ballets de Tenerife en 2008, bailando por los escenarios de todo el archipiélago papeles principales del repertorio de la compañía y papeles específicamente coreografiados para ella por Miguel Navarro.
 
Tras su retirada de los escenarios, en 2014 pasa a formar parte de la dirección de la E.M. de Ballet de el Sauzal, transmitiendo a siguientes generaciones los conocimientos adquiridos durante sus más de 25 años de experiencia.

*Fotografías cedidas por CIDT-BTCMN

E.M. Ballet El Sauzal   © 2020